29 septiembre, 2020

No más violencia, Radios comunitarias indígenas por la paz en Colombia

Las dos primeras semanas del mes de julio de 2012 los pueblos indígenas Nasa, Misak, Yanacona, Totoró, Coconuco del departamento del Cauca, en Colombia, han sido testigo de un aumento de la violencia armada y violaciones directas a sus derechos humanos. La noche del 3 de julio fruto de los enfrentamientos entre el Ejército y la guerrilla la antena de la emisora comunitaria “Voces de Nuestra Tierra” ubicada en Jambaló fue destruida dejándola sin la posibilidad de transmitir y por ende restringiendo el derecho a la libre expresión de los pueblos indígenas del Cauca. Este hecho sumado a las constantes amenazas recibidas de parte de las fuerzas el orden y de la guerrilla ha obligado a algunas emisoras comunitarias indígenas a restringir sus emisiones por temor a sufrir represalias directas.

Los pueblos indígenas del Cauca colombiano piden el cese de la violencia y la desocupación de su territorio, escenario de un conflicto entre la guerrilla y Ejército colombiano que los ubica entre dos frentes, acusados y violentados de ambos lados armados. Tal como lo señalara la Misión de Libertad de Expresión en Colombia realizada por Reporteros Sin Fronteras y AMARC en mayo de 2010, las radios comunitarias indígenas urgen de protección tanto para los comunicadores que ejercen sus derechos humanos de libertad de expresión como de sus instalaciones con las cuales aseguran la difusión de contenidos propios.

AMARC insta al gobierno de la república de Colombia y a los alzados en armas a respetar los derechos de los pueblos indígenas colombianos, procurando el desalojo de territorios habitados por comunidades indígenas y arribando lo más pronto posible a permanentes acuerdos de paz.

 

Foto: Símbolo de la comunicación Nasa cric-colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.